miércoles, 17 de diciembre de 2014

Lo que me pide el cuerpo

Llevo muchos meses sin aparecer por aquí, casi un año.
¡Y menudo año!
Ha pasado de todo: bueno, malo y regular.
Y algunas cosas muy, muy buenas.
Ha sido un año muy intenso en cuanto a publicaciones, nuevas ediciones, cambios de portadas, etc, etc, etc...
Prometí que empezaría este año la historia de Nerea.
Mi idea era empezarla a principios de septiembre, pero entre unas cosas y otras (leáse lecturas miles) lo he ido postergando y postergando. Ahora a eso se le llama procrastinación o algo así.
El caso es que, aunque iba acumulando ideas, y de hecho, sigo haciéndolo, todavía no tengo una idea más desarrollada que las otras.
A principios de año os apunté varias de las lecturas juveniles -y eso que ahora se llama New Adult- que tenía intención de leer, y que realmente he leído, y mucho. Y he descubierto libros y autores sensacionales, me he reencontrado con viejos autores de los que ya era FAN TOTAL, y he descubierto que tengo muchas ganas de escribir comedia, y si es juvenil, pues bienvenida sea.
Sí, lo que me pide el cuerpo es escribir comedia. Y leer comedia.
Los que ya me conocéis, sabéis que este año salió por fin a la venta mi comedia romántica, Nuestro lugar en el mundo; llego justita, y las prisas me agobiaron un poco, cosa que no deseo que pase con esta saga en ningún momento.
Ahora estoy todavía en fase de búsqueda intensiva de inspiración.
Allá donde voy, cojo frases, expresiones, ideas, lugares... y lo voy apuntando todo; probablemente sólo utilice una parte, pero no quiero quedarme corta.
Este post es para deciros que no he abandonado el proyecto INDÓMITAS ni mucho menos, al contrario; en estos últimos días me han entrado unas ganas terribles de ponerme a escribir, y espero que la Navidad me sea propicia y pueda dar rienda suelta a ese lado gracioso que resulta que tengo, aunque lo tenía muy escondido.
La historia de Gillian y Alexandra lo ha sacado a la luz, y ahora como que no quiere volver de nuevo a la oscuridad.
De modo que es muy probable que esta saga se escriba en clave de comedia romántica.
¿Qué saldrá?
Sólo las Musas lo saben.
Una vez más, la música tendrá un papel preponderante, claro y decisivo; casi tan protagonista como mis 6 chicas.
O como una canción puede cambiar una historia y darle un rumbo totalmente diferente.
2015 promete ser un gran año y yo lo voy a vivir con tanta intensidad como he vivido los anteriores.
¿Me acompañas?
Tengo mucho que contarte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario